Loading...

‘Me metieron la cabeza tres veces en una cisterna, me decían que me iban a matar’

BORIS GONZÁLEZ ARENAS | La Habana

Al menos dos activistas cubanos han visto al disidente Miguel Borroto muy golpeado en una celda y han escuchado de su boca los abusos de la Policía.

Borroto es uno de los opositores que cada domingo apoya las actividades de las Damas de Blanco y filma la represión del régimen contra ellas. Fue detenido a mediados de octubre y, según el prisionero de conciencia del Grupo de los 75 Ángel Moya, está en huelga de hambre.

El pasado viernes 18 de octubre, Zaqueo Báez Guerrero, de 43 años y miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) desde 2014, fue detenido en su casa por dos paramilitares cubanos. “Allanaron mi vivienda, porque no tenían permiso de entrar, y me llevaron sin orden de detención”, comenta. En la estación policial de San Miguel del Padrón permaneció secuestrado tres días, hasta que el lunes 21 que lo dejaron en libertad.

Un día antes, el 17 de octubre, su esposa María Josefa Acón Sardiñas había protagonizado junto a otros miembros de la UNPACU y de las Damas de Blanco una manifestación por la libertad de José Daniel Ferrer, líder nacional de la UNPACU —quien lleva 23 días desaparecido—, y por los presos políticos. “Todos, incluida mi esposa, fueron detenidos y los liberaron con multas elevadísimas, de 2.000 y 4.000 pesos. Mi arresto era una represalia o una medida de control, para evitar nuevas manifestaciones”, considera Zaqueo. “En San Miguel del Padrón estaba detenido el artista Luis Manuel Otero Alcántara. También me percaté de que estaba Miguel Borroto. Nos tenían en celdas diferentes”, añade.

Aunque se negó a comer, Zaqueo Báez consiguió aproximarse a la celda de Borroto cuando sus compañeros de celda acudieron al comedor. “Tenía el pómulo derecho negro, me mostró marcas de golpes en los hombros, y en el pecho le dieron una patada. Además, las marcas de las esposas. A mí me han apretado las esposas, pero nunca he visto las laceraciones que él tiene en las muñecas. Me dijo ‘Zaqueo, me metieron la cabeza tres veces en una cisterna con las esposas puestas, y me decían que me iban a matar'”.

Luis Manuel Otero Alcántara, que estuvo detenido por 24 horas en la misma estación, confirma lo dicho por Zaqueo Báez. “Yo vi a Miguel Borroto; estaba supergolpeado fula. Lo vi, hablé con él y me contó que fue a buscarlo un seguroso en el momento que estaba lavando en su casa, le dieron una patada por el pecho, lo metieron en un vehículo y después le metieron la cabeza en una cisterna como tres o cuatro veces y le dieron patadas”.

La agresión fue, según le comentó Borroto a Zaqueo Báez, en San Miguel del Padrón. “Los jefes de sector de la Policía tienen allí un sitio de reunión al que llaman Consejo. Los que le dieron fueron los policías, pero con ellos estaba Lázaro, un represor conocido por las golpizas a las Damas de Blanco y que me golpeó a mí en una manifestación que hice en Boyeros”.

Comenta Zaqueo que Miguel Borroto le dijo que estaba acusado de “atentado”. Por desgracia no es una situación aislada en el escenario opositor cubano, numerosos activistas son acusados de atentado y llevados a prisión, y no pocas veces tras haber recibido alguna golpiza.

El día anterior a su arresto, Miguel Borroto había ido a comprar cigarros en una cafetería en la que se desarrollaba una Asamblea de Rendición de Cuentas. No había cigarros y en voz alta dijo: “No hay cigarros, no hay tabaco. En Cuba no hay ni vergüenza”. El delegado de circunscripción preguntó quién era la persona que se manifestaba así y él dio su nombre y dos apellidos.

Borroto comentó a Zaqueo y Luis Manuel que, al parecer, ese delegado le denunció.

Zaqueo considera que el móvil de la detención de Borroto es el trabajo que él realiza con Ángel Moya los domingos, documentando gráficamente la violencia contra las Damas de Blanco.

Berta Soler, líder del Movimiento Damas de Blanco, confirma el trabajo de Borroto. “Miguel milita en el Movimiento Libertad Democrática para Cuba, al frente del cual está Ángel Moya. Cumplió tres años de prisión y salió en libertad en mayo de este año, el día de las madres”.

“Él ha salido con nosotros de aquí de la sede, pero también se ha quedado junto a otros activistas para cubrir, fotografiar y filmar la represión contra las Damas de Blanco en el momento que salimos de la sede los domingos. Lo habían amenazado con llevarlo a prisión si seguía”.

Hasta el momento los activistas entrevistados desconocen dónde está actualmente Borroto.

2019-10-27T16:05:01+00:00