Loading...

Resurrección

¡Oh!, resucita Martí;

tu tierra está esclavizada.

La voz de un pueblo que calla

has que resuene por ti.

 

La patria sin redimir,

a los pies de los castristas.

La ideología marxista,

nos oscurece el mañana.

¡Cuba debe de ser martiana!

Pero; jamás comunista.

 

¡Oh!, Levántate Martí,

resurge machete en mano.

Limpia a Cuba de tiranos,

de San Antonio a Maisí.

 

Martí reencarna en un hombre claro.

Limpio como el roció.

Que ame la lluvia, los cantos y las palmas.

 

En la tribuna que su discurso queme, abrase.

Un caballero en la oratoria,

que no ofende al enemigo;

y su palabra-fuego calcine las inercias.

 

Un guajiro, una rara estirpe.

Presto a sacudir con fuerza,

el alma de la patria.

Que levante a su pueblo,

haga morir tiranos.

Precisamente, ahí;

en lo oscuro, y no

de cara al sol.

 

Y se suceden las vidas,

y tanto te esperamos.

¡Qué Mariana hercúlea parirá a ese cubano!

 

Autora: Martha Liset Sánchez Solís

2019-11-10T18:34:24+00:00