Loading...
REPRESIÓN

Chocolate MC al régimen: ‘los cubanos tienen sangre mambisa y un día se les van a revirar’

DDC | Houston

El reguetonero cubano Chocolate MC los actos de represión, censura y racismo que sufrió en Cuba denunció durante una entrevista con el presentador cubanoamericano Enrique Santos.

“Recuerden que los cubanos tienen sangre mambisa y un día se les van a revirar. Los mambises no creían en las balas de los españoles”, dijo el artista, cuyo nombre real es Yosvanis Arismín Sierra Hernández.

“Que sigan dando golpes que un día el pueblo cubano se va a cansar. Aconséjense y dejen ya de dar golpes, dejen ya de maltratar a la gente, dejen ya el abuso de poder, dejen ya su descaro, dejen ya los robos, que están que hasta le decomisan los coquitos a una señora mayor”, denunció.

El autor de temas como “Bajanda” puso como ejemplo del racismo padecido en Isla, que “siempre lo tenían preso”.

“La mano de golpes no te la quita nadie, eso es lo primero y te caen en banda”, dijo acerca de la represión durante esas detenciones.

“Si los 11 millones de cubanos se unen esa gente (el régimen) se tienen que ir de ahí (…) pero no creo que eso suceda, así como así. Los tienen asustados, porque el Gobierno cubano lleva 60 años trabajándole la mentalidad a la gente, los tienen amaestrados para que no salgan para la calle, no reclamen”, consideró.

“Los de afuera vamos a empezar a cambiar cuando veamos cambiar a los de adentro, cuando veamos que los de adentro están unidos los de afuera nos vamos a unir también”, dijo.

Sobre su proyección musical, afirmó que “en Cuba me censuraron desde la primera canción”.

Chocolate MC conto que fue rechazado en la empresa musical Benny Moré y en todas las instituciones artísticas estatales por sus “principios contrarrevolucionarios”.

Siempre estaban buscando la manera de censurarme“, insistió.

“Estaba reconocido por el pueblo como artista, pero no por las instituciones, tenía principios contrarrevolucionarios. No podía pertenecer a ninguna empresa, en cuba no tenía vida artística”, lamentó.

Según el joven, el punto final a su carrera en la Isla fue “el botellazo que le metí al policía”.

Dijo ser consciente de que no lo van a dejar entrar en Cuba, “donde están dos hijos, su gente, la esquina del planchao, la vecina chismosa, todo”.

El artista está en estos momentos residiendo en Houston. Dijo que quiere ver Miami de lejos, “hay demasiados cubanos y eso está caliente (…) Somos jiribilla, incluyéndome”, declaró, aunque aclaró que siente profundo amor por esa ciudad.

2021-02-05T19:50:41+00:00