Loading...

Cubaeconomía


¿Qué está pasando en el mercado laboral en Cuba?

Posted: 03 Sep 2020 01:57 AM PDT

Elías Amor Bravo, economista

Principales resultados de las estadísticas laborales correspondientes al Anuario Estadístico de Cuba 2019 de ONEI:

1.- Desde 2014, la población en edad laboral presenta una notable estabilidad aumentando solamente en 26.100 personas, un 0,36%; el número de mujeres en edad laboral crece un 0,33% y el de hombres un 0,40%, respectivamente. Las tendencias demográficas ejercen su impacto sobre la población laboral.

2.- La población en edad laboral está formada por la población activa (aquella que directamente se relaciona con el tejido productivo empresarial) y la inactiva. En particular, la población activa experimenta un descenso de 463.200 personas, un 9% menos desde 2014. Las mujeres integradas en la población activa disminuyeron un 5%, pero los hombres lo hicieron mucho más, un 11,5%, alcanzando una cifra de 367 mil personas. El 80% de las bajas de población activa desde 2014 fueron de hombres.

3.- La población activa está integrada por la población ocupada, que disminuyó en 384.600 personas desde 2014, equivalente a un 7,7%. Los hombres ocupados descendieron un 10%, tres veces más que las mujeres, que solo lo hicieron en un 3,2%. El otro componente de la población activa, la población desempleada, descendió en 78.600 personas un 58%, hasta quedar la tasa de paro en el 1,3%. Este resultado se puede ver afectado por los elevados niveles de inactividad registrados por la población en edad laboral.

4.- A resultas de estas tendencias, la tasa global de actividad en 2019 descendió al 65,2%, y quedó en 6,7 puntos porcentuales por debajo de la alcanzada en 2014. La tasa de actividad de las mujeres en 2019, un 53,3% se quedó por debajo de la media y a 23 puntos porcentuales de distancia de la de los hombres, que fue un 76%. No obstante, mientras que desde 2014 la tasa de actividad femenina ha disminuido solo 3 puntos porcentuales, la masculina lo ha hecho en 10 puntos.

5.- El otro componente de la población en edad laboral es la población inactiva (que ni está trabajando ni se encuentra en desempleo) y que se obtiene por desagregación a partir del total. La población inactiva desde 2014 aumentó en 489.300 personas, un 24%, pasando de 1.992.000 a 2.481.000 personas. Las mujeres integradas en la población inactiva aumentaron un 7,2%, pero los hombres en esta situación lo hicieron en un porcentaje muy superior, del 74,7%. Datos que arrojan un grave problema para el mercado laboral en Cuba.

6.- El peso del empleo estatal en 2019 continua siendo excesivo. El 67% del total, pese a haberse reducido un 5,6% desde 2016. En cambio, el empleo no estatal se quedó en el restante 33%, tiene un gran espacio para continuar aumentando, y de hecho ha registrado un crecimiento del 13% en el período considerado.

7.- El empleo privado aumentó un 16,8% muy por encima de la media, y dentro de este grupo, los trabajadores por cuenta propia lo hicieron en un 14%.

8.- El análisis del empleo por actividades económicas permite obtener las siguientes conclusiones:

a) De las actividades que concentran el mayor volumen de empleo (10% o superior) la que experimenta un crecimiento más intenso es la Salud Pública, con un 4,9%, seguida del Comercio, con un 3,3%. Por el contrario, el empleo en Educaciòn disminuyó un 1,8%.

b) En las 6 actividades intermedias en volumen de empleo (las comprendidas entre un 7,7% y un 5,7% respectivamente) en 4 de ellas se redujo el empleo, destacando la caída de Hoteles y restaurantes, con un 7,2%, y las manufacturas, un 2,7%. Por el contrario, el empleo creció intensamente en Servicios comunales, un 21% y en Transportes, un 8,9%.

c) En las restantes actividades que concentraron el menor volumen de empleo (inferior al 5%) destacó el aumento de Ciencia y tecnología, con un 32,5%, Servicios empresariales, con un 20,5% y Electricidad, gas y agua, con un 13,2%. El empleo en Finanzas descendió un 10,5% y en la industria azucarera, un 5,6%.

Los resultados comparativos se presentan en la Tabla siguiente.

La primera columna refleja la participación de las actividades en el empleo total (equivalente a 100) y la segunda columna la variación relativa del empleo desde 2017 a 2019.

9.- En cuanto a la distribución de la población laboral por nivel formativo alcanzado se observa un descenso desde 2014 del 13% entre los trabajadores que tienen estudios primarios y secundarios, en tanto que entre los que tienen estudios medios superiores y superiores, el descenso ha sido menor, del 7,3%.

10.- La distribución del empleo por categoría laboral muestra un descenso desde 2014 del 18,1% en los “técnicos” y del 8,6% en los “directivos”. Por el contrario, la categoría de “administrativos” es la única que crece, y lo hace un 1,2%.

11.- En cuanto a la distribución de la población laboral por edades, se observa un descenso del 16% desde 2015 entre los que tienen menos de 30, en tanto que los mayores de esa edad, se redujeron en un 4,7%. Esto implica un envejecimiento notable de la población laboral, ya que este segundo segmento pasó a representar el 82% del total, 4 puntos porcentuales más que en 2015. Cambios que han tenido lugar en solo 4 años.

12.- El coste del sistema de pensiones de la seguridad social aumentó en 1.414 millones de pesos desde 2014, un 27% en términos relativos. La pensión media se situó en 362 CUP ( unos 15 dólares US, al cambio oficial en 2019) con una relación de conversión con respecto al salario medio (de 879 CUP en el mismo año) del 40%, de las más bajas del mundo.

2020-09-06T20:39:22+00:00