July 14, 2024

“Nos están asfixiando”: Sin combustible ni camiones las autoridades optan por quemar la basura en Guanabo

Acumulación de basura en las calles de Guanabo / Foto: Cortesía para Martí Noticias

En la localidad costera de Guanabo, al este de La Habana, la basura acumulada obstruye en algunos puntos el tránsito vehicular, mientras el mal olor y la presencia de plagas de ratones y cucarachas se vuelve algo habitual para los residentes, según testimonios de varios vecinos de la zona a Martí Noticias.

“En mi vida he visto yo lo que yo estoy viendo aquí en Guanabo. La basura está en una esquina y cubre hasta la otra. Los insectos, cucarachas, bichos, ratas. Yo no sé cuántas cosas tú puedes ver paseándose por las calles”, dijo María Elena Mir Marrero a nuestra redacción. “No vemos por parte de las autoridades que se haga algo para resolver ese problema”, explicó otro de los entrevistados.

La basura no solo afecta las calles de Guanabo, sino también las playas, unas de las más populares de La Habana. “Están llenas de latas”, apuntó. Martí Noticias se comunicó con la dirección municipal de Servicios Comunales y la persona que atendió el teléfono indicó que presentan problemas con el combustible, así como con los vehículos para la recogida. “Lógicamente hay problemas con el combustible… Tenemos un solo camión para todo Guanabo”, dijo, y aclaró que el Consejo que atiende abarca desde Bacuranao hasta Punto Cero. Lo que están haciendo para intentar resolver la situación, apuntó Mir, es quemar los basureros. “Nos están asfixiando”, aseguró. La situación de la basura en La Habana es un problema que lleva años. Las autoridades dicen que la falta de recursos para adquirir piezas de repuesto ha hecho que casi la mitad de los equipos destinados a la recogida de desechos esté en desuso. Otro de los problemas es la escasez de personal debido, principalmente, a los bajos salarios. A finales del año pasado Onelio de Jesús Ojeda, jefe de la Dirección Provincial de Servicios Comunales, comentó a la prensa estatal que tenían unos 200 equipos “paralizados por diferentes causas, fundamentalmente neumáticos y baterías, así como partes y piezas”.

“A partir de la inestabilidad de la fuerza de trabajo, se trabaja con un grupo importante de reclusos y sancionados, personas que están cumpliendo una sanción en su domicilio. Eso constituye una fuerza importante en nosotros, a partir del completamiento de la plantilla, que está al 68%”, agregó.

(Con reporte de Ivette Pacheco)