Loading...
GANADERÍA

Casi 30.000 vacas murieron en Camagüey durante los primeros siete meses del año

DDC | Camagüey

Hasta el mes de julio del presente año murieron 29.407 vacas en la provincia de Camagüey, el 58% de ellas por desnutrición. Esta cifra, divulgada por el periódico provincial Adelantedemuestra que solo en los primeros siete meses del 2020 perecieron 4.212 más que en todo 2019.

Camagüey, una de las provincias con mayor volumen de ganado en Cuba, atraviesa una gran crisis tanto en la producción de leche como de carne. De las 161.449 vacas en edad reproductiva con que cuenta la región, solo están siendo ordeñadas 74.995, lo que representa el 46%.

Por otra parte, del total de vacas y novillas en edad reproductiva solo se encuentra en el programa de inseminación artificial el 34%. En el sector campesino, que posee el 80% de estos animales, se insemina actualmente solo el 23%. El resto se preña con monta libre, pero en muchos casos los toros no poseen buenas condiciones genéticas.

Los ganaderos camagüeyanos “deben” más de 13 millones de litros de leche a la industria hasta el momento, pues luego de dos años en los que han promediado aproximadamente unos 90 millones de litros, en el presente año se darían por satisfechos de acercarse a los 75 millones, de un compromiso inicial de 88 millones.

Esto se debe, entre otras muchas razones, a las malas condiciones de la infraestructura ganadera, que depende de las lluvias para la recuperación de los pastos y las reservas de agua. Si uno de estos animales deja de beber agua por 24 horas pierde el 10% de su masa corporal, y tras 72 horas su situación es calificada de “depauperación”.

De los 13 municipios que componen Camagüey solamente Sierra de Cubitas y Céspedes cumplen con las cifras pactadas, mientas Guáimaro, Sibanicú, Jimaguayú y Camagüey son los más rezagados.

La estrategia de las autoridades para revertir esta realidad, más que modernizar la industria, o brindarles mayores libertades a los productores, radica en “perseguir las ilegalidades“, por lo que el Partido Comunista en la región, junto al Gobierno provincial y el Ministerio de Agricultura (MINAGRI) desarrollan acciones para evitar el desvío de leche al mercado informal.

Además, los especialistas advierten que la solución al déficit del alimento no puede ser someter a doble ordeño a las vacas ni extender el tiempo de extracción de leche por más de 270 días, pues estas prácticas podrían comprometer la próxima gestación de la res.

Una de las principales razones del descalabro, que en mayor o menor medida se repite cada año, radica en la escasez de forrajes y agua para el ganado, pues solo el 9% de las unidades dedicadas a la cría bobina cumplen con los requisitos de bioseguridad, y de acuerdo al departamento de Sanidad Animal del MINAGRI “el resto padece de alta infestación de marabú en los potreros y signos de sequía”.

La insuficiencia de alimentos para la industria ganadera es un problema que afecta a todo el país, pues el pasado mes de agosto el periódico Guerrillero de Pinar del Río reveló que muchas vacas se salvaron de ir al matadero por su bajo peso.

También en la provincia de Las Tunas, al cierre del mes de mayo, habían muerto alrededor de 7.000 cabezas de ganado, más de la mitad de ellas por desnutrición y accidentes.

2020-09-13T18:24:33+00:00